sábado, 28 de julio de 2012

Decoideas: La pintura pizarra

La pintura pizarra es un revestimiento relativamente novedoso que actúa no sólo vistiendo la pared sino convirtiéndola en una superficie sobre la que escribir con tizas. Es un buen recurso para decorar y renovar objetos y muebles.

Generalmente se suele utilizar para cubrir paredes, pero puede tener otras alternativas decorativas. Ultimamente he visto muchos ejemplos de como utilizar pintura pizarra para decorar diferentes rincones de la casa en cocinas, salones y también la habitación de los niños, incluso en electrodomésticos como la nevera! 

Me encanta como quedan tanto utilizada en rincones como en muebles o en objetos pintados.








Una mesa de trabajo puede ser una buena alternativa para la pintura pizarra. Pintar la mesa del cuarto de los niños es una buena idea para no tener que preocuparnos porque pinten sobre ella. 


Las puertas son también susceptibles de ser pintadas con pizarra, eso sí, no conviene abusar, mejor utilizarla sólo en el cuarto de los niños, en un trastero o en una zona de trabajo para no sobrecargar demasiado el resto de las habitaciones.


También quedará muy bien dándole oro aire a esos pequeños objetos decorativos que hay en casa. Menaje, macetas, marcos de fotos, cualquier cosa que se te ocurra...





Otra opción, eso sí, para los más mañosos, consiste en dibujar un mural, o sea, utilizar la pintura pizarra como pintura decorativa. Y si no sois mañosos no os preocupéis, ya están disponibles vinilos pizarra, como éstos, con los que podéis decorar cualquier habitación con el mismo efecto.


Encontrarás este tipo de pintura en cualquier gran superficie de bricolaje y es de muy fácil aplicación. No lo dudes, si dispones de alguna pared libre en tu cocina o en la habitación de los niños, ¡hazte con un rodillo y manos a la obra!.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada